fbpx

CONSEJOS PARA PINTAR EN CASA TU TABLA DE SURF

Los días se hacen largos cuando, por lo que sea, toca quedarse en casa. ¿Hace el mismo tiempo que en Mordor? ¿No hay olas? ¿Has pillado la gripe? No pasa nada, vamos a emplear nuestro tiempo entre cuatro paredes en algo productivo: tunear nuestra tabla.

Nuestro art designer Félix Ezquerra nos hace esta pequeña demo de cómo pintar nuestra tabla de forma sencilla con ayuda de materiales caseros.

¿Qué necesitamos?

  • Pintura de colores
  • Rotuladores permanentes
  • Pinceles/brocha de varios grosores
  • Cartones
  • Trapo o papel de cocina
  • Secador de pelo
  • Trozo de cuerda
  • Un aro, una guitarra, un jarrón o cualquier cosa que pueda servirnos para dibujar curvas

¿Cómo proceder?

  • Lo primero, será dibujar las plantillas en cartón. En nuestro caso, hemos escogido realizar un estampado floral, así que empezaremos por crear las plantillas de los pétalos de las flores.
  • Nos ayudamos de un aro o de cualquier utensilio que tengamos por casa que pueda servirnos para dibujar curvas (una guitarra, un jarrón, un tiesto…).
  • Una vez lo tengamos dibujado, lo recortamos.
  • Dejamos a un lado la plantilla o plantillas que hayamos creado para empezar a pintar sobre la tabla. Lo haremos con ayuda de una brocha fina con la que iremos haciendo trazos de colores. Esto será el color de fondo de nuestro diseño.
  • Una vez tengamos listo el mosaico de fondo, nos serviremos de un secador de pelo para aplicar calor y ayudar a acelerar el proceso de fijación de la pintura.
  • A continuación, usaremos los rotuladores permanentes para ir perfilando el contorno de nuestro dibujo. En este caso, las flores, para lo que nos serviremos de las plantillas que hemos creado inicialmente, así como de otros accesorios que puedan darnos pie a dibujar formas complementarias como cuerdas (para dibujar circunferencias a modo compás), hojas, ramas, etc.

Información adicional

Lo primero de todo, decir que tu casa no es el sitio más apropiado para pintar una tabla de surf y que nuestra propuesta no pretende realizar un trabajo profesional, sino algo más cercano a las manualidades o el entretenimiento.

No obstante, debido al interés mostrado y a las diversas posibilidades de cada uno en su casa (garaje, taller, terraza, jardín…) y acceso a materiales (pinturas, barnices, esmaltes…), vamos a explicar un poco más detalladamente algunas partes del proceso con el fin de lograr los mejores resultados.

Preparación de la superficie

Cuanto más limpia y lisa esté la superficie, mucho mejor, pues los restos de parafina y demás suciedad impiden la adherencia de los materiales que aplicamos. Por este motivo hemos decidido pintar el bottom de la tabla, porque es más fácil de limpiar y suele tener menos «abollones».

Después de limpiar, la tabla lo ideal sería pegarle una pequeña lijada a la zona que queremos pintar. Esto aconsejamos hacerlo a mano utilizando lijas de grano medio o fino. ¿Por qué? Bien fácil. Porque lo que queremos es simplemente arañar ligeramente la superficie sin correr el riesgo de debilitar el material. Así que, a no ser que seas un lijador experimentado, desaconsejamos completamente lijar con máquina.

Es muy importante cubrirse la cara al realizar este proceso, pues respirar el polvo que se desprende al lijar la tabla, por muy poco que sea, puede ser dañino para las vías respiratorias. La tabla que mostramos en nuestro vídeo se ha pintado precisamente sin lijar para evitar este tipo de inconvenientes.

Pinturas

Sobre una tabla de surf se puede pintar prácticamente con cualquier pintura que puedas imaginar. En el mercado existen infinidad de opciones, así que vamos a hacer un pequeño resumen:

  • Pinturas al agua

Son las más utilizadas en el ámbito escolar o de las manualidades debido a su baja toxicidad. Se diluyen en agua, apenas huelen y son fáciles de utilizar y de limpiar. Si vas a pintar la tabla en el salón de tu casa, recomendamos que utilices este tipo de pintura para evitar manchas difíciles de limpiar y olores indeseables.

En este apartado también podemos incluir pinturas acrílicas, témperas, tintas y acuarelas.

Nota: Si has pintado tu tabla vieja con intención de decorar el salón, no hay ningún problema; pero si tu intención es surfear con ella, lo mejor es proteger la zona pintada con laca o barniz.

  • Pinturas al disolvente o esmaltes

Es el tipo de pintura que utilizarías para pintar la barandilla metálica del jardín, la puerta del garaje o una bicicleta. Todos tenemos alguna lata con pintura de este tipo en casa. Si vas a utilizarla para pintar tu tabla, nuestra recomendación es hacerlo en el jardín o en una zona bien ventilada. Este tipo de pintura suele ser más peligrosa y difícil de usar, pero tiene la ventaja de ser mucho más resistente.

Nota: En este caso, si quieres, podemos ahorrarnos el acabado con barniz.

  • Aerosoles

Aunque los principales fabricantes ya están lanzando al mercado aerosoles de pintura al agua, lo más común es encontrarlos con disolvente. Se caracterizan por su rapidez de aplicación y secado, y por la durabilidad del acabado. Su principal desventaja es que crean una nube de partículas tóxicas, por lo que recomendamos utilizarlo únicamente al aire libre.

Nota: Con este tipo de pintura también podemos ahorrarnos el barniz.

  • Rotuladores

También existen infinidad de tipos de rotuladores. En nuestro tutotial de vídeo hemos utilizado un rotulador POSCA, una de las opciones que mejor tolera los distintos tipos de pinturas y barnices.

Nota: Es importante asegurarnos que el rotulador permanentes que utilizamos no da problemas sobre el tipo de pintura en que lo vayamos a aplicar. Lo mejor es hacer pruebas en una superficie aparte para salir de dudas.

Barnices y lacas

Hay casi tantos tipos de barniz como de pintura. Su función es la de proteger lo que hemos pintado para hacerlo más resistente a los golpes, rasponazos y arañazos.

Si te ha quedado bien el trabajo de pintura y deseas aplicar barniz, es importante que utilices uno compatible con la pintura que hayas utilizado. Lo mejor es leer bien las especificaciones del producto y preguntar al vendedor o fabricante.

Para una tabla de surf, es mejor utilizar barniz o laca en spray porque vamos a conseguir un acabado más fino.

Nota: Esta tarea es importante realizarla al aire libre para no intoxicarnos por lo que, si no dispones de un lugar bien aireado o en el exterior, es preferible aplazar este proceso y hacerlo cuando las garantías de seguridad lo permitan.

¡Descubre otros contenidos como éste en nuestro BLOG!

Usamos cookies para ofrecerte la mejor experiencia. Puedes encontrar más información sobre ellas en nuestra política de cookies.
AceptarConfigurar Cookies

GDPR